¿Cómo elegir el color ideal para decorar tu casa?

¿Cuántas veces te ha ocurrido que percibes un olor y te revuelve las emociones recordando a un momento o a una persona?

¿Cuántas veces has subido o bajado el tono de voz por el volumen de la música?

Lo que ocurre es que nuestro cuerpo reacciona física y emocionalmente a las sensaciones que perciben nuestros sentidos. Y precisamente, de esto hablaremos hoy, de cómo reaccionamos a los colores en la decoración de interiores.

El color, es una de las primeras decisiones a la hora de decorar un espacio. Si acertamos en las combinaciones, lograremos crear efectos visuales como iluminación, amplitud e incluso manejar los estados de ánimos y comportamiento de las personas en determinado espacio.

 

Para comenzar debemos saber que los colores, se dividen en 2 grupos según la sensación de calor o frío que transmiten:

  • Cálidos: Amarillo, naranja y rojo. Son los que más atraen la atención.  Son estimulantes, alegres y excitantes. En la decoración, crean una atmósfera confortable, agradable y acogedora, también logran que el ambiente resulte luminoso y parezca más pequeño.
  • Fríos: Morado, azul y verde. Son tranquilos y sedantes. En una habitación, generan tranquilidad, relajación y frescura. Ideales para decorar casas pequeñas, ya que logran hacer que un espacio pequeño se vea más grande y espacioso.

 

Tomando esto en cuenta, ahora les voy a explicar qué transmite en específico cada color, claro que todo dependerá de las combinaciones que hagas, pero esto lo hablaremos más adelante!

  • Amarillo: Es el color más alegre de todos. Su frescura, se asocia al calor, transmite optimismo, satisfacción y espontaneidad. Por su relación con el dorado, transmite inteligencia y sabiduría. Es imposible no fijarse en él, verlo estimula el intelecto. Convierte los espacios interiores en cálidos, acogedores y luminosos.

  • Rojo: Atrae inmediatamente la atención y nunca se olvida. Es de gran visibilidad y estimula excesivamente a las personas. Por su dureza, acerca a primer plano  imágenes y objetos. Está asociado con la excitación, vitalidad, poder, alegría, fuerza, peligro, pasión. En espacios interiores, te recomiendo utilizarlo en lugares donde se quiera incrementar la conversación y la actividad, también en los lugares de circulación. Debe utilizarse con precaución, ya que puede provocar insomnio si lo colocas en recámaras y también puede ser muy invasivo.

  • Naranja: Obtiene la energía e intensidad del rojo y la alegría del amarillo. Es enérgico y sugiere dinamismo y estimulación. Debe utilizarse con precaución dentro de un hogar, ya que puede producir un efecto irritante. Es un color agradable de ver, tanto con luz natural como con artificial.

 

  • Azul: Todas sus aplicaciones son positivas, es un color atrayente y pacífico. Relacionado con la tranquilidad y la armonía, evoca integridad. De acuerdo a su tonalidad, puedes lograr distintas sensaciones. Ideal para recámaras modernas.

 

  • Verde: Es el color más relajante, armonioso y tranquilizante. Es agradable a la vista, asociado con la naturaleza, la vida y la energía. En su tonalidad oscura, se relaciona con la estabilidad y el crecimiento. Perfecto para cualquier espacio de tu casa.

 

  • Rosa: Dismuye la agresividad y fomenta la amabilidad. Es el color más femenino, inspira sensibilidad y romanticismo. Por contener rojo, es enérgico y divertido. Se recomienda para personas que necesitan relajarse y disminuir el nerviosismo.

 

  • Marrón: Por estar asociado a la tierra y al hogar, crea sensación de bienestar y equilibrio. En el diseño interior, sirve de base para todos los colores y está presente en casi todos los estilos.

 

  • Blanco: Es la presencia de luz. Etéreo, atemporal. Vuelve positivo cualquier color, su pureza suaviza emociones. No hay misterio en su utilización, siempre aciertas. Se utiliza en espacios para insinuar seguridad, elegancia, limpieza.

 

  • Negro: Es considerado como la ausencia de luz, es el más dominante, elegante y sofisticado. Genera sensación de peso y profundidad. Si se usa en exceso, produce un efecto de agresividad.

 

  • Gris: Es la mezcla del blanco y el negro, es la definición de lo neutro y representa ausencia de emociones. En diseño de interiores, resulta formal y estricto.

La próxima semana, hablaremos del color en los muebles y de las  combinaciones de colores y texturas, para que te sientas más seguro y te atrevas a ir por un look más atrevido decorando tu casa!