Cuidados para muebles de madera o rústicos

Deberías limpiar tus muebles de madera con ¿agua fría?, ¿agua caliente?, ¿cera?, ¿líquido especial para madera?…

Tantas opciones pero ¿Cuál es la correcta?. Continúa leyendo para obtener los mejores tips y trucos de expertos para que tus muebles, sea cual sea el tipo de madera del que estén hechos, no se dañen y continúen viéndose como nuevos por un largo tiempo.

Los muebles de madera jamás pasan de moda pero, si no se cuidan y limpian de la manera correcta pueden estropearse y adquirir un aspecto descuidado y sucio, te compartimos los mejores tips para que tus muebles de madera jamás sufran estos daños.

 

 

1.- El agua tibia es tu aliada

 

Para mantener los acabados de tus muebles utiliza agua tibia y jabón en polvo para platos. El limpiar dicho producto con agua no los va a arruinar, solo tienes que tener mucho cuidado de no empapar la franela con la que lo estas puliendo.

Usa un cepillo de dientes para la áreas difíciles de alcanzar y con un trapo completamente seco elimina cualquier rastro de agua que exista.

 

2.- Pule con cera especial

 

Después de “lavar” el mueble de madera es importante protegerlo del polvo, por lo que una cera para muebles de madera es perfecta para mantenerlo a salvo. Aplica una capa delgada de la misma en la superficie, espera cinco minutos y con un paño suave, haz ligeros movimientos en círculos sobre todo el mueble, espera de 30 a 60 minutos y vuelve a hacer los mismos movimientos con mayor vigor. Lograras darle un brillo increíble a tus muebles y durará por meses, puedes encontrar dicha cera en cualquier tienda de muebles en México, tiendas de autoservicio o tiendas de muebles rústicos.

 

3.- Aleja tus muebles del sol

 

La temperatura del sol en primavera o verano a través de una ventana puede llegar a más de 60 grados centígrados. Por lo que con el tiempo esto puede llegar a generar grietas, resequedad y encoger o destruir la madera, por lo que es de suma importancia mantener tus muebles alejados del sol o no exponerlos a periodos largos de tiempo en el mismo.

Es muy común el que nos guste poner nuestros comedores, mesas de centro, trinchadores o cajoneras frente o debajo de una ventana ya que da la iluminación hace que los espacios se vean mucho más grandes y armoniosos, por lo que puedes poner una cortina o tela traslúcida que deje pasar la luz pero proteja del sol a todo el mobiliario.

 

4.- ¡La madera no necesita alimentarse!

 

No puedes proveerle más nutrientes a tus muebles. No importan los rumores que solían decirse antes; la madera no se enriquece poniéndole aceites especiales. Una vez que el mueble es terminado, se le pone una capa protectora que sella el material y no permite que ningún aceite penetre, por lo que únicamente estarás generando un aspecto grasiento.

 

5.- Las manchas se pueden quitar con los ingredientes adecuados

 

Existen varias maneras para limpiar la mancha de café que se te derramó, o la grasa de la pizza que tus hijos y sus amigos dejaron como recuerdo en el mueble. La más precisa y menos invasiva, es mezclar aceite de cocina con cenizas en un bowl y con tu dedo frotar sobre la mancha hasta que desaparezca.

 

6.- Al moverlo trátalo con cuidado.

 

Pareciera algo muy obvio y que aplica con todos los muebles, pero con la madera en especial es extremadamente importante el no empujarlos ya que esto estropea las capas de la madera hasta el punto de agrietarlo y llegar a romper partes del mismo, por lo que debes evitar movimientos brusco y si deseas trasladarlo de un lugar a otro, debes siempre levantarlo del suelo por completo.

 

Siguiendo estos consejos vas a conseguir mantener la belleza de tus muebles de madera y hacer que duren muchos años más.

 

Agenda una cita con nuestros expertos para adquirir tu próximo mueble de madera DT Design, personalízalo como más te guste y aplica nuestros tips para mantenerlos siempre como nuevos.